banniere_histoire

El castillo

Reseña histórica del castillo

Castelnaud, o más bien Castelnau, que significaría “el castillo nuevo”, se construyó en el siglo XII. A principios del siglo XIII, el castillo era propiedad del señor cátaro Bernard de Casnac, pero Simon de Montfort se apodera de él en 1214, durante la cruzada contra los Albigenses. Un nuevo castillo se reconstruye entonces. Datan de aquella época la torre del homenaje y la cortina.

Durante la Guerra de los Cien Años, el castillo perteneció a menudo al bando inglés. En 1442, los franceses lo conquistan  definitivamente, tras un asedio ordenado por Carlos VII. Terminado el conflicto, la familia Caumont, propietaria del castillo desde 1368, lo recupera. Los Caumont refuerzan el dispositivo de defensa: el recinto exterior y la nueva barbacana se equipan con cañoneras, y más tarde se edifica la torre de artillería.

castelnaud_histoire_3

Durante las Guerras de Religión de Francia, se encomienda el castillo al capitán Geoffroy de Vivans, nacido en Castelnaud. Apodado “El Batallador”, era temido en todo el Perigord. Durante ese periodo, su reputación mantuvo alejados a posibles asaltantes.

En el siglo XV, se acondicionaron más dependencias, para aumentar la comodidad de la fortaleza medieval. Pese a ello, los Caumont abandonan Castelnaud y se trasladan a su nuevo castillo, el de Milandes.
A lo largo del siglo XVII, el castillo permaneció vacío casi siempre. Abandonado durante la Revolución Francesa, se fue degradando cada vez más, y durante el siglo XIX incluso se utilizó como cantera de piedras.

En 1966, se declara Monumento Histórico, y desde entonces es objeto de espectaculares campañas de restauración. Desde 1985, alberga el “Museo de la Guerra en la Edad Media”.

Plan du château de Castelnaud ESP
chateau-castelnaud-castle-4
castelnaud_histoire_2